Flandes occidental

Flandes occidental: maravillosa tierra de vacaciones

En realidad Flandes occidental es un pequeño mundo que tiene todo por ofrecer para convertir sus vacaciones en una variada experiencia especialmente agradable.

Un relato de vacaciones sobre Flandes occidental comienza casi siempre por el mar: los 67 km de longitud de la costa del Mar del Norte son una fuente de disfrute de vida, con sus extensas y seguras playas de arena, sus preciosas dunas onduladas y sus maravillosos bosques.

Es una tierra de vacaciones familiares de ensueño en la que son posibles los más dispares deportes y actividades recreativas.

Justo detrás de la costa encontrará ciudades y pueblos llenos de historia. Aquí también podrá acceder a acogedores hoteles con magníficos restaurantes: una refinada gastronomía en compañía de viejas ciudades de Flandes occidental.

Junto a Brujas, por ejemplo, la histórica ciudad del arte de categoría internacional, la acogedora Damme, en la que todavía podrá encontrarse a Tijl Uilenspiegel, o la íntima y rural Veurne.

O aún más: la encantadora Heuvelland, la verde Hoppestreek o las silenciadas ciudades del frente de Ypres y Diksmuide. También le esperan más experiencias en la región de Cortrique, en Roesalare o Tielt, en la zona del Lys y el Escalda: aquí las compras, la artesanía y la industria son los reyes.

En resumen, Flandes occidental ofrece a jóvenes y mayores un poco de aventura, un pedacito de Flandes para rescribir la historia.